Fertilizantes agrícolas, el alimento de las plantas

 

Los fertilizantes son elementos que contienen las sustancias que las plantas necesitan para crecer de manera adecuada; estos pueden ser de origen orgánico o químico, los cuales están destinados para ayudar a incrementar la rentabilidad en la producción, disminuir la pérdidas, reponer cualquier tipo de carencia nutricional y para mejorar la calidad del producto.

En el mercado existe una amplia variedad de fertilizantes, los cuales tienen la capacidad de cubrir tareas específicas dentro de la producción; estos se pueden dividir en abonos de acción lenta y acción rápida. Los fertilizantes de liberación lenta se caracterizan por suministrar los nutrientes en dosis controladas y en lapsos prolongados, ya que están elaborados con materiales que se disuelven de forma paulatina lo que permite que las plantas absorban lo que necesitan poco a poco sin alterar su hábitat, además esto ayuda a reducir el número de aplicaciones durante el proceso de producción.

Gracias a este tipo de abonos es posible mejorar la eficiencia de los cultivos, con lo cual se puede incrementar su productividad, debido a que reciben las dosis precisas evitando la acumulación de sales si se aplican de manera adecuada. Entre los abonos de acción lenta se pueden encontrar principalmente los fertilizantes granulados, micro-granulados, en pastillas y en estacas, por otro lado también están lo de origen natural como la composta, el humus de lombriz y algunos tipos de turba. Hay que señalar que su efectividad va a depender del medio de cultivo.

Por otro lado, los fertilizantes de acción rápida son productos con un alto nivel de solubilidad lo que hace que los nutrientes estén siempre disponibles y de forma inmediata para que las plantas puedan cubrir su requerimientos. Estos también ayudan a estimular el crecimiento de las plantas, además favorecen la obtención de frutos con mayor uniformidad, dan vigor y mayor resistencia teniendo como resultado una producción con más calidad. Cabe resaltar que la aplicación de estos es más recurrente y va a depender de la técnica y tipo de cultivo. Algunos ejemplos de fertilizantes de acción rápida son los abonos en polvo y los líquidos, que por lo regular se aplican a través de la fertirrigación.

 

phylgreen

Finalmente, es importante señalar que para adquirir un fertilizante adecuado para cada tipo de cultivo hay que tomar en cuenta ciertas características, por ejemplo la fertilidad del suelo y su nivel de salinidad, del tamaño y el tipo de la planta, de la cantidad de agua disponible y de las condiciones climatológicas del lugar donde se llevará acabo la producción.

Contáctanos:

Ventas: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

 

Fuente:  www.hydroenv.com.mx

Estamos para atenderte

Teléfono: (511) 223-2023 / Móvil: 943 660 801

servicioalcliente@fertitec.com.pe  

ventas@fertitec.com.pe

Oficina Administrativa:  

Av. Nicolás Arriola Nº 314, Of. D 101

Urb. Santa Catalina - La Victoria - Lima - Perú

Síguenos en nuestras redes